*


1

Conoce los peligrosos efectos del calor extremo en la salud

Hipertermia, golpe de calor o erupciones cutáneas son sólo algunas de las afecciones que puedes sufrir debido a una ola de calor excesivo. Acá te contamos cómo prevenirlas.

Por Soledad Reyes

Los casi 37 grados que vivimos el miércoles en Santiago, y la sensación de calor constante el resto de esta semana, seguramente te dejaron agotada y sin muchas ganas de nada.

Es que las altas temperaturas generalmente nos atontan, hacen que estemos menos productivas y que, incluso, lleguemos a desesperarnos debido a lo acaloradas que estamos.

Sin embargo, más allá de que nos moleste el calor o nos provoque desagradables situaciones como éstas, existen varias enfermedades asociadas a las temperaturas altas de las que debemos cuidarnos.

2

¿Cuáles son y cómo prevenirlas? Acá te contamos.

¡Cuidado con el calor!

Existen varias patologías que pueden desencadenarse debido al calor extremo. Según el sitio Medline Plus “la mayoría ocurren por permanecer expuesto al calor demasiado tiempo”.

Otros factores que también influyen son el ejercicio excesivo y la condición física, además de que adultos mayores, niños y personas enfermas o con sobrepeso son las que se encuentran con el mayor riesgo.

Entre las enfermedades relacionadas a las altas temperaturas encontramos la hipertermia, que “conlleva un aumento de temperatura corporal por sobre los 40 grados, provocando que el cuerpo no pueda responder adecuadamente, lo que puede generar daños muy graves”, dice Patricia Fernández, directora de la Escuela de Ciencias de la Salud de la Universidad del Pacífico.

3

La especialista agrega que “algunos de sus síntomas son dolor de cabeza, sensación de boca seca, náuseas, vómitos, mareos, calambres musculares generalizados, obnubilación y, en algunos casos, pérdida de conciencia”.

En tanto, en Medline Plus añaden que también existen otras afecciones debidas al aumento de temperatura:

Golpe de calor

Es una enfermedad “peligrosa para la vida, en la cual la temperatura corporal puede subir por encima de los 106° F en minutos”, señalan en el sitio médico.

En un golpe de calor nuestro cuerpo no puede regular su propia temperatura, por lo que el pulso se vuelve rápido y se sienten mareos.

4

“Aparece con más frecuencia entre las 24-48 primeras horas de una ola de calor, cuando aún no se han puesto en marcha los mecanismos de aclimatación, sobre todo si las temperaturas ambientales alcanzan los 30º y la humedad ambiental es superior al 60%. Reconocer esta situación y bajar la temperatura es una urgencia vital”, dicen en la web de educación Uninet.edu.com.

Erupciones cutáneas

Esta irritación de la piel se produce por exceso de sudoración. “Es una especie de sarpullido que ocurre cuando los conductos que se hallan en la piel, por donde se expulsa el sudor, se bloquean o se inflaman, causando malestar y picazón”, indican en el sitio Dranatura.es.

¿Cómo prevenirlas?

La directora de la Escuela de Ciencias de la Salud de la Universidad del Pacífico, Patricia Fernández, señala que “una buena hidratación es clave” para prevenir este tipo de situaciones.

5

“Hay que mantener una correcta hidratación, a través del consumo de agua o líquidos varias veces en el día, sin la necesidad de tener sed, ya que cuando aparece la sed es porque el cuerpo se está deshidratando”, indica.

Y entrega, además, algunas recomendaciones que nunca están demás. ¡Toma nota!

-Mantener una alimentación rica en alimentos frescos, especialmente frutas y verduras verdes.

Evitar el consumo de bebidas alcohólicas ya que aumentan la deshidratación.

-Utilizar ropa suelta

Evitar los paseos o salidas al exterior en horas de mucho calor.

-Nunca olvidar el uso de sombreros o jockey, además de anteojos con filtro UV.

6 trucos para soportar el calor en la oficina

ANUNCIOS

COMENTAR