tatuadora

Mujeres tatuadoras: Tatuar no es cosa de chicos

El 17 y 18 de mayo se desarrollará, en el Club Hípico, la segunda versión de Expo Tattoo, donde distintos artistas mostrarán su trabajo. Pero no creas que solo te encontrarás con hombres. Aquí te contamos la experiencia de mujeres que, de a poco, se adentran en el arte de tatuar.

Por Andrea Hartung / @jartung

Hace ya varios años que apareció Kat Von D, una tatuadora que se hizo famosa gracias al programa de televisión Miami Ink. Pero Kat no es la única mujer que se dedica a pintar cuerpos en forma permanente. Ella es parte de una generación de mujeres que se atreven a entrar al mundo del tatuaje, que hace una década dominaban los hombres.

LIDIA, TATUAJE, TATUADORAEl fin de semana del 17 y 18 de mayo, se llevará a cabo la segunda versión de Expo Tattoo, en Club Hípico. Allí, podrás ver una serie de tatuadores y tatuadoras que mostrarán su trabajo al público.

Hablamos con una de las tatto artists que se presentarán, quien nos contó un poco sobre el mundo del tatuaje y las mujeres. Se trata de Lidia López, una tatuadora española con más de seis años de experiencia.

¿Cuál es la diferencia entre los tatuajes que te piden los hombres con los que te piden las mujeres?

“Intento no discriminar entre tatuajes de hombres y mujeres. Ellas quieren más flores, pero no es general, puesto que cada vez más se están rompiendo los estereotipos de tatuajes de chicos y chicas”.

¿Tatúas lo que sea que te pidan o ayudas con consejos?

“Yo siempre intento dar mis consejos. Yo hablo con la persona para llegar a un punto medio, para poder respetar su idea y enfocarla de la mejor forma posible, según mi punto de vista”.

¿Cómo es tu estilo al tatuar?

“Hago tatuajes tradicionales, es lo que más me gusta. No es tan clásico, aunque siempre busco referencias en tatuadores antiguos, mezclándolo con mi punto de vista”.

“Se trata de un tipo de tatuaje tradicional americano, como los que se hacían los marineros, por ejemplo”.

Lidia es una tatuadora con bastante experiencia en el campo, pero también hay nuevas chicas que se están adentrando en el arte de tatuar. Una de ellas es Isidora Morales, a quien podrás conocer por su popular blog El blog de Lupi.

Isidora está viviendo en España, y desde allá nos muestra cómo ha ido avanzando en esto del tatuaje.

¿De dónde nace tu inquietud por tatuar?

Isidora Morales, Lupi Tattoo, tatuaje, tatuadora

Lupitattoo

“Desde pequeña siempre me gustó dibujar, solía pedir de regalo lápices de colores y blocs de dibujo. Recuerdo que cuando descubrí los tatuajes me gustaron de inmediato; me parecía alucinante poder tener un dibujo permanente en la piel. A los 19 años busqué unos diseños y fui donde una amiga de mi mamá que tatuaba y le pedí un tatuaje en la espalda y otro detrás de la oreja”.

“Pasó el tiempo y me dediqué a otras cosas y hace poco se dio la oportunidad de probar cómo era tatuar y sentí algo especial, adrenalina y fascinación”.

¿Cómo te empezaste a educar con el tema de los tatuajes?

“Lo primero que hice fue leer la historia del tatuaje, ver documentales, ver vídeos de trabajos de tatuadores profesionales en primer plano, entrar en foros y leer todo lo posible. Luego me preparé en el tema de higiene ya que esto es fundamental. El tatuaje es algo serio y muy meticuloso. Investigué todo lo posible y vi cursos online. Estoy estudiando también temas de dermatología. Me falta seguir instruyéndome”.

Después de ensayar con frutas como limones y naranjas (Isidora no usa piel de cerdo para ensayar porque es vegetariana), esta bloguera decidió ser su propio conejillo de indias.

¿Qué pasaba por tu mente mientras te hacías tu primera tatuaje?

“El primer tatuaje me lo hice en el muslo. Fueron varias las emociones que sentí. Terror ¿me iba a doler? Tal vez me iba a doler tanto que no iba a ser capaz de continuar, miedo que las líneas no quedaran del todo rectas o que la tinta no entrara, felicidad de tomar la máquina, sentir el ruido y saber que iba a hacer algo que seguiría viendo para siempre en mi piel, presión porque quería que quedara perfecto, y ansiedad”.

“Esta mezcla de emociones me provocaron dolor de estómago antes de comenzar, pero fue enterrar la aguja y sentir que las cosas estaban saliendo bien, que el dolor era muy soportable, que las líneas estaban bastante rectas, que la tinta estaba penetrando la piel. Cuando terminé sentí amor por la máquina y adrenalina”.

En el poco tiempo que llevas tatuando, ¿qué crees que es lo más importante?

“Para mi es importante tener claro que estoy empezando, que esto es el comienzo de un camino largo, de aprendizaje. Esto es un oficio y es algo serio, es la piel de las personas y no se puede jugar con eso. Es fundamental instruirse antes de llegar y tomar una máquina”.

“Quiero ser una tatuadora profesional, soy consciente que existe mucha gente que tatúa pero destacan aquellos que tienen un estilo personal y eso es lo que quiero”.

Puedes conocer más sobre Isidora y sus tatuajes en el sitio web Lupi Tattoo.

Y si quieres ir a Expo Tattoo, te contamos que las entradas ya están a la venta en Puntoticket, con abono para asistir los dos días.

El valor es de $8.000 y los niños hasta 12 años entran gratis.

ANUNCIOS

COMENTAR