*


CH04. SANTIAGO (CHILE), 14/04/2018.- Modelos presentan creaciones de la nueva temporada del diseñador español Custo Barcelona hoy, sábado 14 de abril de 2018, durante la Santiago Fashion Week 2018, que se realiza entre los días 13 y 16 de abril, en Santiago (Chile). EFE/Elvis González



 CHILE MODA

Santiago Fashion Week 2018: Las novedades que dejó su sexta versión

Durante tres días, se llevó a cabo uno de los eventos de moda más importantes de Chile en el Centro de Convenciones Parque Titanium. Acá te contamos las novedades que dejó su sexta versión.

Por Isa Luengo

La pasarela más esperada del año se realizó este fin de semana en el Centro de Convenciones Parque Titanium. En su sexta versión, el Santiago Fashion Week mostró diversas prendas de diseñadores nacionales como internacionales.

Nicanor Bravo inauguró el desfile con una decena de vestidos en tonos blancos, verdes, negros, amarillos, rojos y morados, dando especial protagonismo a las transparencias, las mangas vaporosas y aplicaciones en cuero y detalles brillantes.

La marca de la chilena María Jesús Ponce, SaintJesus, fundada en 2016 tras debutar en la reconocida Semana de la Moda de Vancouver, secundó la primera jornada capitalina de tendencias y destacó como una de las “revelaciones” más jóvenes de esta versión.

La indumentaria versátil compuesta por tenidas bicolor y calzado en rojo sobresalió con su línea urbana, en audaces rojos, negros, blancos, predominante uso de mezclilla y la reaparición del estampado vichy.

También brillaron los vestidos de noche con el sello exclusivo de la autora “SaintJesus The label”, con la elegancia puesta en los negros y platas, los cortes irregulares y los bléiser.

La brasilera Carmen Steffens, dueña de una de las marcas más respetadas de la región, utilizó el terciopelo en vestidos, abrigos y enteros, con estampado en motivos animal y floral, en prendas acompasadas por el retorno de las botas altas.

Una de las apuestas más vanguardistas de la noche llegó de la mano de la argentina Pampa Corral, quien se arriesgó con una propuesta de cortes geométricos, con tops tejidos a mano en lana y vistosas faldas tableadas.

Los accesorios con volumen aportaron el tono futurista a esta colección, en la que se repitieron los fríos grises y platas, y los metálicos azules.

La puesta en escena que deslumbró a los asistentes fue la del siempre creativo diseñador y director de arte Daniel Bagnara, nativo de la ciudad sureña de Punta Arenas, que mezcló luces, música y revolucionó la pasarela.

Las chaquetas vaqueras intervenidas, las texturas, cuerdas, encajes, exceso de brillantina y tachas, se acompañaron de detalles que recordaron a los más prestigiosos diseñadores del mundo y vistieron a los y las modelos en maxi abrigos, capas y enteros, con el resalte de los tonos blancos y rosados.

El cierre de esta primera jornada estuvo a cargo de la marca brasileña Cavalera, que reconquista a pasos agigantados a una rejuvenecida e irreverente América Latina, con propuestas en tonos militar, negros, el clásico dénim y chaquetas estilo motociclista.

Segundo día de Fashion Week

Las lentejuelas y los vibrantes colores metálicos encandilaron la segunda jornada del Santiago Fashion Week 2018, que tuvo al icónico diseñador español Custo Barcelona como broche de oro.

Custo Dalmau, alma y corazón de la firma, pisó por primera vez las pasarelas chilenas para revelar más de 60 piezas de su última colección otoño-invierno 2018, que ya presentó en la Semana de la Moda de Nueva York en febrero pasado.

Cortes asimétricos, brillos y texturas en mini vestidos, faldas, pantalones y encendidos abrigos deslumbraron a los asistentes, cautivados por la colección “Sí, soy yo”, inspirada en la mujer “segura de sí misma”, que destaca por la innovación y el riesgo.

La “customanía” debutó en Chile, con un proyecto que “basa su ADN en la fusión de materiales y colores; apuesta por un lenguaje contemporáneo, piezas inclasificables y que no recuerden a nada”, sostuvo el modisto, que próximamente inaugurará dos tiendas en el país suramericano.

Más temprano, la diseñadora chilena Camila Pontikas arrancó la pasarela con una propuesta futurista en vestidos y palazzos en tonos plata, fosforescentes blancos y detalles negros.

Las transparencias, sugerentes escotes y aplicaciones espejadas conquistaron a las más de 1.500 personas que repletaron el Centro de Convenciones Parque Titanium de Santiago, lo que marcó la entrada a las estaciones más frías del año.

El terciopelo fue el rey indiscutido en este desfile, en el que se presentaron por primera vez las creaciones de la venezolana radicada en Chile, Leticia Faviani, dueña de la firma To Go By Letti.

Las gamuzas también se lucieron en vestidos asimétricos y texturados, que lucían finos detalles en flecos y encajes.

Paulita Errázuriz, chilena radicada en Barcelona, presentó a continuación su segunda colección, que incentiva la adopción de perros con su característico sello de bulldog francés y varios canes sobre la pasarela.

Los tonos femeninos en vestidos, tapados y bléisers, destacaron en las piezas de inconfundibles aires étnicos y bohemios, que son “toda una experiencia de color y movimiento” para la vista.

La propuesta de alta costura sustentable para novias de Carolina Lemus celebró el proceso de trabajo y no solo el resultado, con enfoque en lo ecológico y la elegancia, como ella misma describió su proyecto.

El arte y diseño de Paulina Pérez impresionó gratamente a los espectadores con estampados alusivos a reconocidos cuadros de pintores como Van Gogh y Miró en raso.

El diseñador y arquitecto chileno Juan Pablo Espínola, con su marca fundada en 2015, Espinola Company, presentó sus faldas campana, abrigos en diversos tejidos, túnicas en estampado pata de gallo, gabardinas invernales y combinaciones de tonos y estampados.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.