*


milla portada

Millaray Viera revela dura depresión post parto: “Empecé a tener pensamientos de muerte a cada rato”

La hija de Gervasio comentó en sus redes sociales el mal momento que vivió tras tener a su primera hija. “Nadie quiere asumir que es infeliz cuando acaba de dar a luz a la mayor fuente de felicidad de su vida”, reveló.

Por Soledad Reyes

Dice que es un tema del que no se habla, pero que es necesario de transparentar. Por eso, Millaray Viera decidió usar sus redes sociales para darle visibilidad a una enfermedad que muchas veces se calla por vergüenza o miedo: la depresión post parto.

La hija de Gervasio compartió una imagen del año 2009 junto a su hija Julieta y señaló que “en esta foto en realidad lo estaba pasando pésimo y eso me hacía sentir muy culpable, porque se suponía que debía ser la más feliz del mundo con lo que estaba viviendo, pero no, no era capaz de disfrutar de nada, ni siquiera de la hija maravillosa que acababa de tener”.

Milla prosiguió su relato indicando que “estaba sobrepasada, no me sentía capaz, el cansancio era terrible y la angustia (sobre todo cuando el sol empezaba a esconderse) era insoportable. Estaba muy triste y muy sola en esa tristeza”.

La ex figura juvenil señaló que esta sensación fue empeorando y que luego “empecé a tener pensamientos de muerte a cada rato”, agregando que no pasaban cinco minutos sin que pensara en eso.

“Cada cosa que hacía, pensaba que sería la última vez, porque en mi cabeza mi muerte era inminente y la posibilidad de dejar sola a mi hija me aterraba. Me costaba salir de mi casa por esto mismo”, comentó.

Viera confesó que pensaba que estaba enloqueciendo. “No controlaba estos pensamientos y no los compartía con nadie, por vergüenza, por culpa y por miedo a que creyeran que me había vuelto loca. Nadie quiere asumir que es infeliz cuando acaba de dar a luz a la mayor fuente de felicidad de su vida”, dijo.

Finalmente, Millaray contó por qué decidió compartir este dolor. “Me demoré demasiado en saber acerca de la depre post parto. Sabía que existía, pero creía que me pasaba otra cosa, no me asumía enferma y, como no lo hablaba con nadie, no tuve apoyo tampoco. Si alguna está pasando por esto, les pido lo hablen con su familia y busquen ayuda profesional- Hay quienes le temen a los medicamentos durante la lactancia, pero estos no se pasan por la leche y pueden hacer que su vida cambie. Se puede ser feliz, no elijan ser miserables”, concluyó.

¿Qué te parece su testimonio?

ANUNCIOS

COMENTAR