*


dest

Embarazo: Posiciones sexuales permitidas y prohibidas

Acá te damos varias ideas para que no te dejes estar en esos meses de embarazo. Además te contamos con qué posiciones debes tener cuidado.

Por Isa Luengo

Estar embarazada no es sinónimo de estar enferma. Muchas mujeres temen hacer deporte durante los 9 meses o incluso dejan de tener relaciones sexuales. Sin embargo, “en un embarazo normal, no hay razón para abstenerte de tener relaciones sexuales, siempre que desees tenerlas y estés cómoda”, dice la ginecóloga y obstetra Lauren Streicher, MD, de Chicago, autora de Love Sex Again, en el sitio “Ser Padres”.

Es por eso, que en el mismo sitio recomiendan algunas posiciones que puedes intentar con tu pareja para no dejarse estar durante ese período. Lo importante es que siempre te sientas cómoda realizándolas.

Imagen de Hrecheniuk Oleksii para Free Pik.

Imagen de Hrecheniuk Oleksii para Free Pik.

Primer trimestre

Una ventaja de tener sexo durante este primer periodo de embarazo es que “la mayoría de las mujeres están bien lubricadas por naturaleza, no tienen un gran vientre que esquivar, y pueden tener un entusiasmo adicional por la sobrecarga de hormonas que hace que tus partes femeninas se hinchen y estén hipersensibles”, explican en la web.

Lo que puedes intentar

La  doctora Lauren Streicher dice que en este trimestre “todo vale”. Las posiciones que puedes probar son las de la tijera, el misionero o estilo “cuchara” para cuando no tengas tanta energía. Para darle un toque, también puedes usar juguetes sexuales o explorar el Kama Sutra completo.

Imagen de Hrecheniuk Oleksii para Free Pik.

Imagen de Hrecheniuk Oleksii para Free Pik.

Lo que debes evitar

En estos tres primeros meses no hay nada de qué preocuparse. “Cuando se analizan los datos sobre abortos o pérdidas al principio del embarazo, no parece haber conexión alguna”, afirma la doctora. Sin embargo, si sientes que algo no anda muy bien, es mejor consultar a tu doctor.

Segundo trimestre

En esta etapa, es probable que ya no sientas náuseas matutinas y cansancio, es más, puedes tener mucha más energía.

Imagen de Hrecheniuk Oleksii para Free Pik.

Imagen de Hrecheniuk Oleksii para Free Pik.

Lo que puedes intentar

Acá puedes probar con algunas posiciones que luego en los últimos meses no podrás debido al tamaño de la panza. Acá te dejamos algunos ejemplos:

-Sentarse y observar:  Tu pareja se sienta en una silla y tú te ubicas de frente sobre él, con las piernas a ambos lados, para que ambos puedan verse a los ojos.

-Manos y rodillas: Esta versión del “estilo en cuatro patas” facilita la penetración profunda, algo que puede no resultarte cómodo en el tercer trimestre.

-Cuchara invertida: Ambos se recuestan de lado, uno frente a otro. Disfruta esta posición cara a cara mientras aún puedes.

Imagen de Hrecheniuk Oleksii para Free Pik.

Imagen de Hrecheniuk Oleksii para Free Pik.

Lo que debes evitar

“Una vez transcurridas las 20 semanas de embarazo, evita posiciones en las que debas recostarse sobre la espalda, como la posición del misionero”, señalan, a lo que la especialista explica que es porque al recostarse de espaldas, el útero agrandado aplica presión sobre la aorta, lo que compromete el flujo de sangre a la placenta. Si no quieres dejar esa posición, existe una opción: Usa una almohada en forma de cuña bajo la cadera izquierda. “Eso desplaza al bebé para que no esté sobre la aorta”, explica la profesional.

Tercer trimestre

En ésta última etapa hay que ponerse creativa para disfrutar de las relaciones sexuales, ya que la panza ocupara un gran espacio entre los dos.

Lo que puedes intentar

“La postura ideal es la que no ejerce presión sobre tu vientre y te permite controlar la profundidad de la penetración”, explican. Acá te dejamos las ideas que puedes poner en práctica:

Imagen de Hrecheniuk Oleksii para Free Pik.

Imagen de Hrecheniuk Oleksii para Free Pik.

-Acurrucarte de lado, estilo cuchara, que no involucra peso sobre tu estómago y la penetración es más superficial.

-Entrar desde atrás: puedes arrodillarte sobre la cama, una silla o el sofá; sentarte sobre el regazo de tu compañero (de espaldas a él) o mantenerte de pie (tal vez con las manos sobre la pared o el respaldo del sofá).

Lo que debes evitar

Un estudio reveló que a algunas mujeres embarazadas les agrada el sexo anal, pero es necesario tener cuidado, ya que “para empezar, existe un riesgo de infección, ya que las bacterias pueden propagarse hacia tu vagina”, informa Ari Brown, MD, coautora de Expecting 411: The Insider’s Guide to Pregnancy and Childbirth.

Ejercicios en el embarazo: ¿Qué actividades se pueden realizar en cada trimestre? – Biut.cl

ANUNCIOS

COMENTAR