*


[Opinión] Varinia Signorelli: “La lactancia es lo único mamífero que nos va quedando”

"Una lactancia exitosa no depende solo de la madre, si no de las personas que la rodean y su entorno social"

VARINIA SIGNORELLIPSICÓLOGA INFANTO/JUVENIL & FEMENINA

Por Varinia Signorelli

Quiero comenzar esta columna explicando a qué nos referimos cuando hablamos de lactancia materna prolongada. Se habla de prolongar o extender algo, cuando lo hacemos más allá de las recomendaciones. Las recomendaciones en tanto lactancia materna son claras desde la OMS: lactancia exclusiva hasta los 6 meses, lactancia libre hasta los dos años por lo menos, hasta que la mujer y la guagua quieran después de los 2 años. No se habla de lactancia prolongada, sino de lactancia a solas, pensando en el acto en el cual la mujer alimenta física y emocionalmente a su hijo.

Las recomendaciones en tanto lactancia materna son claras desde la OMS: lactancia exclusiva hasta los 6 meses, lactancia libre hasta los dos años por lo menos, hasta que la mujer y la guagua quieran después de los 2 años.

Si bien podemos ser conscientes de las necesidades emocionales y nutricionales de la guagua, se deben considerar varios factores en torno a una lactancia exitosa. En estos factores no aparece la madre como el factor decisivo, sino la red de apoyo de ésta. Es decir que a pesar que es nuestra responsabilidad, por decirlo de alguna manera, porque la leche es producida por nuestro cuerpo y la cría se alimenta del pecho materno, la responsabilidad es de las personas que rodean a esa madre y fundamentalmente del entorno social.

Ya sé, leer el párrafo anterior te ha liberado de una culpa intensa. Que bueno que sea de esa manera, porque las mayores dificultades en esta etapa se presentan porque no hemos tenido la ayuda necesaria. La ayuda con los otros hijos, la ayuda en la casa, la ayuda en el trabajo que dejamos stand by, la ayuda de ver los posibles problemas de acople o flujo de la leche, la ayuda de contenernos cuando ha sido necesario, la ayuda de alentarnos y la ayuda de escuchar que lo estamos haciendo bien.

La responsabilidad de una lactancia exitosa es de las personas que rodean a esa madre y fundamentalmente del entorno social

En cambio solo tenemos exigencias sociales, peticiones de rendir en distintos ámbitos, auto exigencias que nos ponemos por las presiones a las que estamos expuestas y además miles de voces diciendo que la leche no alimenta, que se convertirá en un mamón, que tengo que destetar, etc. Es nuestra responsabilidad desde hacernos cargo de un discurso que libere a las madres de la culpa y vea que la lactancia es tarea de todos, así nos sentimos más apoyadas desde el discurso social.

Imagen: Pixabay.com

Imagen: Pixabay.com

Hace unas semanas, una madre hizo estallar sus redes sociales con una confesión que salió desde el fondo de su alma: la lactancia la tenía harta, deseó nunca haber dado de amamantar a su cachorro. Ese grito desgarrador de madre lo entiendo desde mi cuerpo de madre y desde la psicóloga, porque fundamentalmente todas hemos querido decir lo mismo, todas nos cansamos, todas queremos nuestra vida de vuelta: nuestra ropa de vuelta, nuestro cuerpo de vuelta, nuestro marido/novio de vuelta.

Es nuestra responsabilidad hacernos cargo de un discurso que libere a las madres de la culpa y vea que la lactancia es tarea de todos

La lactancia es una especie de paréntesis en nuestra vida emocional, un submundo, una conexión que embriaga porque es lo único mamífero que nos va quedando. Todo lo demás se lo ha robado la civilización. Este paréntesis te atrapa, te consume y cuando miras hacia fuera quisieras volver por más oxigeno, tomas un poco de aire y te vuelves a sumergir en las aguas de la conexión emocional. Cada vez que salimos del paréntesis ojalá nos encontremos con personas amorosas que nos den lo que necesitemos, con palabras de aliento, con cariño y cuidado. Las presiones no sirven. Si finalmente estamos tan conectadas con nuestro cachorro que, durante la lactancia, volvemos a ser cachorras dignas de ser resguardadas.

“Ojalá nunca hubiera amamantado”: testimonio causa controversia en redes sociales – LA TERCERA

La lactancia es la alimentación con leche del seno materno. La tendencia actual es que se amamante a los bebés hasta los 6 meses de vida de manera exclusiva, y que pasada esa edad se vayan agregando otros alimentos hasta los 2 años, y más, bajo la modalidad de libre demanda.

ANUNCIOS

COMENTAR