*


amaya portada

Amaya Forch y su crítica a la presión femenina: “Tenemos que ser buenas esposas, buenas en la cocina, buenas en la cama”

La actriz interpretará el papel de una mujer exitosa y sin tiempo para su hija en la nueva vespertina de TVN. Por eso, reflexiona que “las mujeres nos exigimos demasiado ser fantásticas en todo”.

Por Soledad Reyes

Dice que cree que nos las podemos todas, pero al mismo tiempo que hay una exigencia social mayor sobre nosotras.

Amaya Forch reflexiona en torno a su personaje en la nueva teleserie de TVN, “Wena Profe”, donde interpretará a Jimena, una exitosa profesional de la salud que, por potenciar su carrera, ha dejado de lado a su hija adolescente.

“Trabaja mucho, es exitosa y tiene un buen status. Le da todo lo que necesita económicamente a su hija, pero no le da lo más importante, que es tiempo”, comenta.

¿Sientes que pasa eso con muchas mujeres, que son exitosas en la pega, pero no con los hijos?

Sí, lo que pasa es que nosotras, por lo general, nos autoexigimos ser fantásticas en todo. Y eso, a veces no puede ser no más.

#wenaprofe

Una publicación compartida de Ama ya! (@laforch) el

¿No se puede combinar entonces lo laboral con lo familiar?

Mira, yo pienso que nos la podemos y podemos hacerlas todas. La clave está en organizar bien nuestras agendas. Al final, tenemos derecho a que nos vaya bien y también a ser buenas mamás.

Sin embargo, parece haber más carga para las mujeres…

Por supuesto, hay una exigencia social mayor, pero también personal. Las mujeres nos exigimos más que los hombres y pensamos que tenemos que ser buenas esposas, buenas en la cocina, buenas en la cama.

Además, hoy en día se da mucho lo de la crítica, por ejemplo, opinar sobre cómo criamos…

Claro. Y yo encuentro que no hay nada peor. Yo jamás me metería en la forma de criar de otra mamá.

Camas separadas: el secreto de Daniela Palavecino y su marido para mantener un matrimonio feliz – Biut.cl

Seguramente has escuchado alguna vez aquello de las camas separadas. Es que varios matrimonios, sobre todo maduros, han decidido dejar de dormir juntos, ya sea por comodidad o por convicción.

ANUNCIOS

COMENTAR