*


[Opinión] Cuidado Infantil en Comunidad

"Es imperativo cambiar nuestra cultura laboral de largas jornadas que no conversan con los horarios de los establecimientos escolares, sala cuna o de cuidados alternativos".

Verónica CampinoCo-fundadora y Directora ejecutiva Fundación ChileMujeres. www.chilemujeres.cl

Por Biut

Hace unas semanas la senadora – y candidata presidencial – Carolina Goic presento una propuesta para modificar el articulo 203 del código del trabajo que actualmente obliga a las empresas con mas de 20 trabajadores mujeres a proveer el servicio de sala cuna para hijos de trabajadoras menores de 2 años. Su propuesta apunta a sala cuna universal para que tanto padre como madre trabajador(a) pues – y creo que en esto todas estamos de acuerdo – la maternidad no puede ser una discriminación a la hora de trabajar.

La tasa de asistencia de educación superior es mayor en mujeres que hombres sin embargo nuestra participación laboral es menor en 23%. La razón es muy simple: nuestra cultura le atribuye a la mujer la responsabilidad del cuidado de la familia lo que se evidencia en nuestra legislación con artículos como el ya enigmático 203. Los hijos tienen padre y madre; sin embargo se discrimina a la mujer al asignarle el costo de la maternidad. Esta es una cultura que debe cambiar.

Es imperativo cambiar nuestra cultura laboral de largas jornadas que no conversan con los horarios de los establecimientos escolares, sala cuna o de cuidados alternativos.

Sin embargo el desafío de aumentar el acceso de la mujer al mercado laboral en Chile es integral. No depende de una sola norma legal sino requiere del esfuerzo de todos los actores involucrados: padre, madre, empresa y estado. Es imperativo cambiar nuestra cultura laboral de largas jornadas que no conversan con los horarios de los establecimientos escolares, sala cuna o de cuidados alternativos. Debemos avanzar hacia una cultura que incorpore la corresponsabilidad – esto es que ambos padres, vivan juntos o separados, sean responsable del cuidado de los hijos.

Como país nos hemos quedado atrás. Como sociedad no hemos sabido conversar ni tampoco avanzar. Ahora bien, entre las dificultades se encuentra la oportunidad y ha llegado el momento de que entre todos pavimentemos el camino para una sociedad mas sana, equitativa y justa. El sector privado debe esforzarse para incentivar una mayor adaptabilidad laboral para ambos padres; el estado debe incentivar sistemas alternativos de cuidado y no exclusivamente mas sala cuna; la sociedad civil debe visibilizar esta realidad y hacerla una prioridad nacional.

El sector privado debe esforzarse para incentivar una mayor adaptabilidad laboral para ambos padres; el estado debe incentivar sistemas alternativos de cuidado y no exclusivamente mas sala cuna.

En Chile la necesidad de impulsar el empleo femenino cuenta con un apoyo transversal tanto publico como privado, ahora es momento de pasar de la palabra a la acción. La propuesta de la senadora Goic apunta en esa dirección. A su vez, el sistema de sala cuna y jardines infantiles convendría integrarlo con sistema de cuidado en comunidad, donde una agencia del Estado capacita a personas del barrio en estimulación y medidas de cuidado. De esta forma, muchos padres estarían mas tranquilos trabajando sabiendo que su hijo esta siendo cuidado en su comunidad por personas de su confianza. Esta es una propuesta elaborada por la Fundación ChileMujeres – denominada “Cuidado Infantil en Comunidad” – y esperamos sea acogida por los candidatos presidenciales para darle urgencia legislativa en el próximo gobierno.

El sistema de sala cuna y jardines infantiles convendría integrarlo con sistema de cuidado en comunidad, donde una agencia del Estado capacita a personas del barrio en estimulación y medidas de cuidado.

Es nuestra responsabilidad como madres y mujeres el reconocer la urgencia de este cambio y emplazar a los actores involucrados a lograrlo. Valoremos el aporte de las redes sociales a la democracia; conversemos con nuestros empleadores; votemos por los candidatos que entiendan la necesidad de este cambio. Las mujeres en Chile – y sus familias – ya no pueden esperar.

ANUNCIOS

COMENTAR