*


blogg

Congelar los óvulos, una medida cada vez más común en nuestro país

Por Jessika Krohne

Las mujeres hoy en día tienen muchas prioridades antes de convertirse en madre: estudian, trabajan, viajan y se independizan económicamente antes de sentirse preparadas para formar su propia familia. Pero este último deseo no ocurre siempre sin obstáculos, ya que muchas veces, no se encuentra al hombre correcto para formar una familia y tener hijos y el reloj biológico de la mujer sigue avanzando. Eso inquieta a muchas mujeres que se acercan a la edad límite de concebir un hijo, sin tener una pareja estable. Es por esto que en el mundo y también aquí en Chile ha aumentado la tendencia de congelar óvulos, para poder postergar la maternidad sin sentir presionas ni temer los importantes riesgos que implica convertirse en madre a una edad avanzada.

La vitrificación de óvulos llegó a Chile el 2007 y ya tomó fuerza entre las mujeres sin pareja y muchas deciden guardar sus óvulos a una edad más joven para facilitar posteriormente el proceso de embarazo y permitir que el hijo pueda nacer sano, a pesar del paso de los años.

La edad ideal para congelar óvulos es a los 30 años, debido a que a los 35 empieza a bajar muy fuerte la posibilidad de embarazarse. Pero, debido a que este tipo de técnica aún no ha sido muy comentado en nuestro país, muy pocas personas tienen conocimiento de esto, por lo que muchas mujeres interesadas se deciden muy tarde de recurrir a esta intervención.

En Chile hay tres centros de salud que trabajan con esta técnica y en estos lugares ha crecido progresivamente el número de mujeres que se han sometido a esta técnica, aumentando la cifra a cientos de casos en la actualidad.

Ese aumento se debe principalmente a la postergación de la maternidad, ya que los nacimientos de niños de mamás sobre los 35 años han aumentado un 75% en el último tiempo y de las mujeres que se convierten en madre sobre los 40, también ha tenido un crecimiento importante en la sociedad.

Muchas mujeres que llegan a la consulta con esta inquietud, suelen ser mujeres que en la actualidad se encuentran sin parejas y se caracterizan por ser mujeres muy independientes y que han logrado  tener éxito profesional y cumplir con la mayoría de sus sueños. Han conocido otros mundos y muchas han vivido en el extranjero, por lo que están mucho más abiertas y dispuestas a realizar este tipo de intervención y consultan por ello para disminuir la presión actual o a futuro.

Otra características de las mujeres que deciden realizar esta intervención son personas, que físicamente se sienten muy bien y se preocupan de hacer ejercicios, mantener una vida muy sana y se sienten totalmente preparadas para convertirse en madre, pero que han experimentado muchas desilusiones afectivas, lo que les ha impedido cumplir con el deseo de ser mamá.

ANUNCIOS

COMENTAR