*


destacada china

Seis hábitos de las mujeres chinas para mantenerse siempre jóvenes

¿Cómo lo hacen las mujeres chinas para verse siempre jóvenes? Desde usar colores pastel hasta respetar horarios de sueño serían algunos de sus secretos. ¡Acá te los contamos!

Por Isa Luengo

Si de pieles lozanas se trata, sin duda las mujeres chinas llevan la delantera. Pero ¿cuál es el secreto para verse siempre radiante y jóvenes? Buscamos y buscamos, hasta que encontramos en el diario El País, una extensa lista de saludables hábitos que siguen las mujeres del país asiático. Y nosotras te contamos los mejores a continuación

Imagen: Gentileza Pixabay

Imagen: Gentileza Pixabay

Los secretos de las asiáticas para una piel radiante 

Máscaras para la piel

Según el sitio español, las chinas gastan  hasta 270 euros o más al mes en productos de belleza, según datos de Fintonic, la aplicación que organiza cuentas y da consejos de ahorro. El producto principal que consumen son las máscaras. “Al contrario de lo que ocurre en cremas y sueros, las máscaras incluyen ingredientes filmógenos –que crean una capa impermeable–, oclusivos, absorbentes y/o ácidos que actúan directamente sobre la piel produciendo ese efecto inmediato”, explica a Buena Vida Ana Rocamora, licenciada en Farmacia y vocal de la Sociedad Española de Químicos Cosméticos (SEQC).

Imagen: Gentileza Free Pik

Imagen: Gentileza Free Pik

Colores pastel

“Los colores claros contribuyen a que la imagen del que los viste parezca más juvenil. Los tonos oscuros provocan sombras en el rostro, marcando las líneas de expresión. Un tono pastel suaviza las facciones. Además se asocian a los niños pequeños y, por lo tanto, dan una imagen menos adulta”, aclara Paz Herrera, directora de la asesoría de imagen Paz Herrera Studio.

Menos azúcar, más jengibre

Una alimentación saludable ayuda a mantener nuestro organismo lejos de toxinas y ayuda a que luzcamos más jóvenes. Las mujeres en China lo tienen claro y por eso consumen muy poca azúcar, lo que produce un freno en la oxidación celular, según señala a Buena Vida Jesús Honorato Pérez, catedrático de Farmacología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Navarra.

Imagen: Gentileza Pixabay

Imagen: Gentileza Pixabay

Las asiáticas prefieren sabores salados o picantes. Y entre sus alimentos preferidos están el jengibre y el ajonjolí negro, que neutralizan la acción de los radicales libres.

Protegerse del sol

En China tener una piel lisa, blanca y suave es sinónimo de buena salud y juventud. Según informa El País, “las mujeres chinas utilizan a diario protección solar con un factor superior a 50 y las cremas de efecto blanqueador suponen el 50% de las ventas totales en cosmética facial”.

Todas sabemos que los rayos UV afectan de manera importante la piel de las personas, por lo que es primordial usar todos los días algún bloqueador, sea invierno o verano.

Imagen: Gentileza Free Pik

Imagen: Gentileza Free Pik

Menos estrés y menos frío

“Según la medicina china tradicional, el consumo de líquidos fríos altera el equilibrio del cuerpo y puede originar enfermedades, por ello lo ideal es beberlos a la misma temperatura del cuerpo, 36 ºC”, explica Blanca Rudilla, responsable de la firma de cosmética china Dai Chun Lin en Europa.

En cuanto al estrés, Inmaculada Canterla, farmacéutica especializada en Medicina ‘Antiaging’ y miembro de la SEMAL (Sociedad Española de Medicina Antienvejecimiento y Longevidad) dice que “cuando una persona no está sometida a estrés y ansiedad, y el cansancio y el frío pueden provocarlo, los niveles hormonales permanecen equilibrados en el organismo. Por el contrario, si estamos sometidos a situaciones de estrés y tensión, las hormonas, como el cortisol y la adrenalina, alcanzan valores elevados. En circunstancias normales, el organismo es capaz de regularlos a través del sistema nervioso simpático, pero si el estrés o la ansiedad son crónicos o muy recurrentes, se acelera el envejecimiento”.

Imagen: Gentileza Pixabay

Imagen: Gentileza Pixabay

Respetar horarios

Según un estudio publicado en la revista ‘Science’ , “llevar unos horarios fijos ayuda a combatir el envejecimiento, ya que permite regular los ciclos circadianos ‘día-noche’, ayudándonos a descansar mejor y ser más productivos. Manteniendo unos hábitos regulares, en los que cumplamos siempre el mismo horario, aumentamos nuestra longevidad y calidad de vida”.

ANUNCIOS

COMENTAR