*


pastora_dest

Manga gástrica como opción para bajar de peso: una historia real

Conversamos con María Pastora, quien hace tres años decidió hacer este cambio en su vida y nos contó lo que ha significado esta decisión. Además te explicamos todo lo que debes conocer de esta cirugía.

Por Javiera Arrate /@javiarrate

Hace tres años María Pastora Sandoval (35) tomó la decisión de hacerse una manga gástrica, una cirugía restrictiva que permite achicar la capacidad del estómago de manera considerable.

“Yo había intentado hacer dieta y hartas cosas durante mucho tiempo y no me daba resultado. Lo pensé durante dos años, yo estaba en ese momento pre diabética y más que por estética lo hice por salud. No quería que mi calidad de vida se viera afectada”, cuenta Pastora.

Los pasos previos a la operación

Para ser candidato a esta operación es necesario tener un IMC importante para justificar la cirugía, ya que está indicada para pacientes obesos. El dr. Juan Eduardo Contreras, Jefe de unidad de cirugía bariátrica y metabólica de Clínica Santa María nos explica que “un obeso tiene un IMC mayor de 30 y desde ahí hay diferentes grados”, además para considerar esta operación, se toman en cuenta también las enfermedades asociadas que la obesidad pueda estar causando en cada paciente.

Algo muy importante es que la persona pase por un equipo multidisciplinario, que lo que evalué desde distintas perspectivas tanto nutricionales, endocrinológicas, psiquiátricas, psicológicas y cardiovasculares según cada caso. Además de otros exámenes que permiten a los doctores determinar si esta cirugía va a beneficiar al paciente.

“Tienes que pasar por una evaluación psicológica importante porque esta operación te marca para toda la vida. Tú te operas y puedes volver a engordar, por lo que hay que es importante hacerse cargo de la razón por la que uno tiene esa obesidad y tratarlo desde la raíz”, dice Pastora, quien estuvo un año antes de la cirugía con terapia: “Yo descubrí que tenía un déficit atencional y eso me producía ansiedad, entonces estoy medicada para tratar eso”.

La operación y sus resultados

“La capacidad del estómago es en promedio de 1.200 cc. la cirugía consiste en recortar el estómago y la capacidad queda de  100 cc. Esto hace que el paciente al comer quede inmediatamente satisfecho porque no cabe más comida en su estómago tan pequeño, por lo que es un procedimiento muy eficaz para hacer bajar de peso. Además tiene otro efecto,  precisamente en el área donde se extirpa hay un acúmulo de células que producen una sustancia que se llama ghrelina y esa sustancia es un estimulante del apetito, entonces la operación permite extirpar esa zona por lo tanto el paciente tiene un factor menos dentro de los estímulo alimentarios”, explica el doctor Contreras.

“Yo baje 30 kilos en un año completo, la mayor cantidad de peso la baje en los primos ocho meses, reduje de talla 50 a talla 40 y mi calidad de vida cambio un montón. Me siento más liviana, más ágil, ya no tengo pre diabetes “, cuenta Pastora respecto a los resultados que le dejó esta intervención. Además como periodista ella eligió un desafío profesional relacionado con su experiencia, creando el sitio web www.bariatrico.cl, en torno a estas cirugías, la que luego creció y se convirtió en la red de sitios de salud www.clinico.cl.

Cambio de hábitos

¿Qué recomendarías a alguien que piensa hacerse una manga gástrica?

Le recomendaría que tenga presente que esto es para toda la vida, nunca te vas a desligar de tu manga gástrica, siempre va a ser tema, porque nunca más te vas a poder tomar un jugo o una bebida al seco, pero es una súper buena decisión cuando es pensada, meditada y hecha con todos los pasos que exige el proceso”, explica Pastora, quien tuvo que cambiar todos sus hábitos alimenticios y además incorporar el ejercicio a su rutina.

“En la mañana no tomaba desayuno y llegaba al trabajo a comprarme alguna galleta o chocolate, comía muchas cosas con azúcar y cuando llegaba la hora de almuerzo comía lasagna y no elegía el almuerzo saludable. Me daba por épocas y bajaba 10 kilos comía pura lechuga, pero después volvía a subir peor, entonces finalmente era súper inconstante en mis hábitos”, cuenta Pastora acerca del tiempo previo a su operación, además asegura que “comía mucha comida chatarra y me podía alimentar de galletas y chocolates”.

Después de su operación ha cambiado sus hábitos y explica que lleva casi tres años de operada y aún no me puede comerse un plato de comida normal, por el reducido espacio de su estómago. “No puedo tomar bebida con las comidas. En la mañana en vez de comer pan como leche con cereal o con muesli, trato de consumir las cosas que de verdad son saludables y no exigirle a mi estómago al máximo porque así se agranda”.

¿Se vuelve a engordar?

Muchas veces se habla de que los pacientes operados con manga gástrica luego vuelven a subir de peso. El dr. Juan Eduardo Contreras nos explica que “Muchas veces los pacientes después de un año han bajado mucho de peso, alguno han llegado a su peso ideal, pero después del segundo o tercera año de operados se relajan, dejan de ir a los controles con el médico y se ponen a comer helados, chocolates y dulces. Esos pacientes que son rebeldes y hacen las cosas a su manera son los que pueden ganar peso. Pero hay que tener en cuenta que nunca vuelven a su peso original”, dice el doctor respecto a la importancia que tiene seguir controlándose y los beneficios comprobados que tiene esta cirugía.

La manga gástrica ha tenido buenos resultados en Chile, tanto así que hace cuatro años se operaban aproximadamente 800 pacientes al año en nuestro país,  al próximo años se calcula que se van a operar 8.000. “La cantidad de gente que se opera es enorme porque el resultado es excelente a pesar de todo lo que se pueda decir. Yo creo que es uno de los avances más grandes de la cirugía, pues esta intervención corrige la diabetes”, explica Contreras.

manga gástrica

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.