*


moda_delgadez

La extrema delgadez: una moda que se sigue tomando las pasarelas

Ha sido una crítica constante al mundo de la moda, donde se sigue considerando a modelos con un aspecto poco saludable para las campañas y desfiles.

Por Javiera Arrate /@javiarrate

Pese a que durante ya varios años se ha debatido en torno al peso que debe tener una modelo, el mundo de la moda sigue aceptando a mujeres ultra delgadas, y no solo eso, sino que además se ha revelado cómo muchas modelos hacen hasta lo imposible por conseguir resultados poco saludables en la balanza.

Aunque marcas y revistas de moda han tratado de tomar iniciativas para regular los problemas alimenticios en las modelos, esto no siempre se cumple, así lo cuenta el sitio de El país en un reportaje que relata esta realidad.

La Pasarela Cibeles en Madrid es uno de los eventos de moda que busca trabajar con modelos saludables desde 2006. Hay doctores encargados de comprobar que las modelos superen un Índice de Masa Corporal (IMC) de 18. Para una modelo de 1,80 metros de estatura, el mínimo es un peso de 59 kilos. En promedio las modelos que ahora pasan por esta distinguida pasarela tienen unos cinco kilos más que antes que se aplicara la norma.

El problema está en que no existe a nivel mundial aún un consenso que regule a la industria de la moda en estas materias, un gran drama pues no solo se ve perjudicada la salud de las modelos, sino también la de las mujeres que se inspiran en ellas, alterando el prototipo de belleza que se enmarca en cuerpos extremadamente delgados.

Los polémicos casos de H&M

moda

Gran controversia causo la última campaña de la firma italiana Marni para H&M. En las fotos la modelo francesa Aymeline Valade aparece sumamente delgada.

La imagen escuálida y poco saludable de Valade fue objeto de críticas en marzo de este año. Karl-Johan Persson, consejero delegado de H&M, tuvo que referirse al tema, señalando que “no siempre hemos hecho lo correcto. Algunas de nuestras modelos eran demasiado delgadas”.

Otra polémica reciente de la compañía sueca fue con las fotografías que Beyoncé protagonizó para la colección de verano de la marca. La cantante se sintió molesta con el retoque de las imágenes, arreglos que adelgazaban sus curvas, por lo que exigió molesta a la marca que se deshicieran de ellas y que sólo vieran la luz aquellas imágenes que no fueron retocadas.

Sin duda es un tema incómodo para el mundo de la moda, pero que tiene que ser abordado. Algunos países como Israel están tomando cartas en el asunto. En este país el parlamento aprobó el año pasado una ley que prohíbe a los anunciantes modelos excesivamente escuálidos.

ANUNCIOS

COMENTAR